Renting

Renting vs. Leasing

El sistema de renting consiste en el alquiler de un bien de uso durante un tiempo determinado por contrato. El renting de un automotor incluye: mantenimiento, reparación, servicio técnico, sistemas de seguridad, gestión de trámites y seguro a cambio de una cuota fija mensual. Este alquiler vehicular libera al cliente de la amortización del auto, la adquisición de una deuda y la inmovilización de capital. Cuando finaliza el contrato de renting, el cliente puede generar otro y disfrutar de un auto nuevo.

El leasing se basa en un contrato de arrendamiento que posibilita la adquisición del bien de uso. Es decir, el arrendador compra un bien para utilizarlo durante un período de tiempo que, generalmente, coincide con su vida útil. Asimismo, paga una cuota que puede ser variable o fija y que está destinada a la amortización del valor de adquisición del bien y a los gastos implicados. Cuando finaliza el contrato de leasing, el arrendador tiene tres posibilidades: ejercer la opción de compra del bien al valor estipulado en el contrato; no ejercer la opción de compra del bien; extender el contrato de arrendamiento del bien, pero abonando una cuota menor.

Comparaciones Renting Metis Leasing
Entidad contratada Compañía especializada Entidades financieras
Mantenimiento y reparaciones Si No
Sustitución de vehículos Si No
Gestión de trámites y de seguros Si No
Dispositivo GPS y pulsador de pánico Si No
Amortización de bienes No Si
Opción de compra No Si
Inclusión en el activo No Si
Reconocimiento de pasivo financiero No Si